Después de los meses de verano la piel del rostro suele sufrir un importante deterioro. Para recuperar su vitalidad, durante el invierno podemos seguir una serie de pasos que nos ayudarán a conseguirlo. Una de esas medidas que más se estila es el peeling facial.

El peeling facial consiste en exfoliar la piel. Se trata de eliminar las células muertas de nuestro rostro para dar paso a una nueva capa de la piel. Con ello se consigue eliminar ciertas imperfecciones e incluso mejorar la tonalidad de nuestra cara.

¿Te interesa la belleza y los productos cosméticos? Amplia tus conocimientos y dedícate de forma profesional con nuestro Postgrado experto en Tratamientos Faciales. Aprenderás nuevas técnicas y fórmulas cosméticas para conseguir unos resultados excelentes.

¿Qué debes saber sobre el peeling facial?

Existen diferentes formas de aplicarse un peeling facial. Sin embargo, si lo que se buscas son buenos resultados, lo más recomendable es ponerse en manos de un profesional. Este tipo de tratamientos pueden ser más o menos agresivos, de modo que antes de someternos a este tipo de tratamiento, debemos saber primero en qué consiste.

Antes de entrar en detalles de su aplicación, este tratamiento facial se practica por tres motivos:

  • En caso de envejecimiento, el peeling es útil para afirmar la piel. Consigue reducir las arrugas, las líneas de expresión y gracias a la renovación celular, también se consigue notablemente el rejuvenecimiento de la piel.
  • En caso de tener un rostro castigado por el acné. Al eliminar las primeras capas de la piel, podemos borrar las cicatrices y manchas de nuestro rostro.
  • Este tratamiento ayuda a unificar el tono de la piel y por lo tanto, realzar su luminosidad.

Indicaciones previas al tratamiento

Antes de someternos a un tratamiento como este, es importante que sigamos una serie de precauciones.

  • Los profesionales recomiendan evitar la exposición al sol antes de la intervención estética. Tampoco es recomendable haber practicado una sesión de rayos UVA durante el mes anterior ni otro tipo de tratamiento facial.
  • Antes de aplicar el peeling, el profesional procederá a realizar un desengrasado previo. Es importante que la piel esté completa y profundamente limpia.
  • Debes ser consciente que una vez aplicado el peeling notarás una sensación de quemazón. No hay que alarmarse, es normal. Desaparecerá en cuanto el especialista te aplique la crema hidratante.

Recomendación tras la intervención

Una vez realizado el tratamiento, el experto te indicará una serie de recomendaciones. Te servirán para ayudar a tu piel a recuperarse con normalidad.

Una de estas recomendaciones es que sobre todo mantengas la piel hidratada constantemente. Para ello, puedes hacerlo con una crema reparadora. Y muy importante, no salir de casa sin antes aplicarse crema solar.

Es esencial evitar la exposición directa al sol, de modo que la mejor época para realizarlo es en invierno y en otoño. Poco a poco verás como tu piel se desescama para dar a paso a la nueva. Si la mantienes hidratada, verás los resultados en seguida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies