En los últimos días, el contagio por aerosoles en relación al Covid-19 ha cobrado especial relevancia después de las últimas investigaciones. Pero, realmente, ¿qué incidencia tiene sobre la propagación del coronavirus? Profundizamos sobre el tema a continuación.

Si quieres ampliar tus conocimientos en el campo de la investigación médica, echa un vistazo a nuestra oferta formativa. Elige uno de nuestros cursos y Másters en Salud y Medicina y especialízate en tu campo profesional.

¿Qué son los aerosoles?

Los aerosoles son las micropartículas (de tamaño inferior a 100 micras) que quedan suspendidos en el aire durante un tiempo determinado. Estas partículas pueden ser inhaladas y si contienen el virus se podría producir el contagio.

A la hora de hablar, toser, estornudar, gritar o cantar durante un tiempo concreto y en un espacio sin ventilación, las personas generamos aerosoles continuamente.

¿Cómo se produce el contagio por aerosoles en el Covid-19?

Hasta ahora se había contemplado que la principal vía de transmisión del Covid-19 son las gotas que proyectamos cuando hablamos, tosemos o estornudamos cerca de alguien. Por ello, es primordial que respetemos la distancia de seguridad de dos metros y el uso de mascarilla.

Si bien es cierto que los científicos siguen contemplando la transmisión por gotas de saliva como una de las principales vías de contagio, la transmisión aérea puede ser otra opción a tener en cuenta.

Si repasamos las últimas investigaciones, estas han generado un debate en la comunidad científica y médica. Y es que, científicos del Instituto Scripps de Oceanografía de Estados Unidos advierten que el contagio por aerosoles es una de las principales formas de propagación de virus.

Asimismo, hace unos meses, más de 200 científicos de 32 países liderados por Lidia Morawska señalaban la transmisión por micropartículas en suspensión como una vía importante de contagio. Mientras que, en las últimas horas, científicos españoles de prestigiosa reputación han presentado un nuevo informe donde afirman que existe una «evidencia de la transmisión del SARS CoV-2 por aerosoles». En este sentido, el coronavirus también se propagaría por el aire y sobre todo en los espacios interiores.

¿Cómo prevenir este tipo de contagio?

Los expertos insisten en la importancia de estar siempre que se pueda en espacios abiertos y, sobre todo, en reforzar la ventilación de los sitios cerrados. 

La ventilación es primordial para renovar el aire en los sitios cerrados y reducir en gran medida la prevalencia de contagio. El filtro de las partículas y a la evacuación del aire contaminado contribuyen a eliminar los aerosoles que incrementan el riesgo de transmisión del virus.

Igualmente, no debemos olvidar la importancia de seguir respetando las medidas de seguridad establecidas:

  • Uso de mascarilla
  • Higiene de manos
  • Distancia social