Las personas que sufren Alzheimer necesitan unos cuidados especiales, sobretodo durante las vacaciones, ya que cambian sus horarios y rutinas. Se debe intentar que las actividades para personas con Alzheimer que se realizan a lo largo del año, no se vean alteradas. Por este motivo, las vacaciones y viajes se deben planificar de forma distinta si un miembro de la familia padece dicha enfermedad, ya que los cambios en su día a día suelen agravar los síntomas.

Por este motivo, hoy hablaremos sobre algunos puntos clave a tener en cuenta si cuidamos una persona que sufre esta enfermedad durante las vacaciones.

Consejos para el cuidado de personas con Alzheimer en verano

 

  • Las personas mayores, sufran o no esta enfermedad, deben evitar salir durante las horas del día de más calor. Pero debemos tener en cuenta que, quienes la padecen, son más vulnerables que el resto a los golpes de calor. Por este motivo, debemos evitarlas y salir a primera hora o al atardecer. Dar un paseo por algún lugar conocido de su juventud les ayudará a sentirse a gusto y a mantenerse activos.
  • Como hemos mencionado anteriormente, lo esencial es evitar salir a la calle durante el mediodía. Pero también es muy importante que estén hidratados y que no hagan comidas muy copiosas que les puedan generar estreñimiento. Las personas con Alzheimer suelen no reconocer los síntomas de sed o hambre, por este motivo, se deben controlar las comidas, los litros de agua consumidos y la regularidad con la que van al baño.
  • Las personas con Alzheimer están cómodos siguiendo unas rutinas diarias en un ambiente conocido. Un cambio en dicha rutina puede agravar su estado mental y producirles alteraciones, confusión, estrés, ansiedad y desorientación. Por lo tanto, si se le cambia de ambiente al irse de vacaciones, es esencial que siga con sus horarios y esté en un lugar que le resulte familiar. Si es un destino nuevo, es aconsejable llevar un objeto cotidiano que utilice en su entorno diario, como su almohada.
  • No se deben dejar de lado las actividades para personas con Alzheimer que se realizan durante el resto del año. Leer, hacer puzzles, jugar o pasear, siempre intentando respetar los horarios habituales, también el tiempo de descanso o reposo.
  • El ambiente debe ser relajado. Las situaciones con muchas personas hablando, niños jugando o mucho ruido pueden estresarle, ponerle tenso o de mal humor. En estos casos, es mejor llevarle a otro sitio donde pueda hacer una actividad relajada, como leer o dormir la siesta.

Formación para el cuidado de personas con Alzheimer

¿Quieres aprender más sobre el Alzheimer y cómo cuidar a las personas que lo padecen? Descubre nuestra doble titulación: Máster en Envejecimiento Saludable + Máster en Salud Mental de la Tercera Edad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies